lunes, 30 de mayo de 2011

El sacrificio del perro

En última instancia (siempre es el último recurso), el sacrificio sirve para poner fin a los sufrimientos del perro y ahorrarle la  angustia y el terrible sufrimiento que supone una enfermedad larga y mortal. Aunque suene y sea duro, la vida de un animal no debería ser prolongada simplemente porque su dueño no pueda soportar perderle. En esos casos debemos ser lo más sensatos posibles y darnos cuenta que es lo mejor para el animal, pues está sufriendo.
 Normalmente, a la hora de sacrificar se le pone anestesia y se intenta que el perro muera por sobredosis de ésta. Por lo que se va durmiendo, pierde la consciencia y muere sin enterarse. Se le aplica una inyección que en minutos lo mata sin dolor ni sufrimiento.En cuanto a los gastos, se cobran la droga y la jeringa que usan, que es material descartable, a veces lo hacen veterinarios privados y otras veces lo hace algún organismo del estado en donde vives.
Recuerda que sacrificarlo no es que no lo quieras más a tu lado, al contrario, es pensar en él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

Entradas populares

Climatización, reformas y montaje de electrodomésticos en Sevilla

Climatización, reformas y montaje de electrodomésticos en Sevilla
Empresa de calidad en Sevilla. Apuesta por profesionales