martes, 14 de junio de 2011

La Displasia de Cadera de los perros

La Displasia de Cadera  de los perros es una alteración de la conformación normal de la articulación. Si bien la afección es altamente heredable, no es congénita o sea, al nacimiento no está presente. 
Los síntomas para identificar si nuestra mascota padece de este mal son si hay cojera, por lo regular, los animales sienten dolor y poseen el área inflamada. Los cachorros suelen jugar poco, o juegan pero enseguida se echan. Corren con las patas juntas simulando a un conejo. Les cuesta levantarse, principalmente luego de un largo reposo. En animales severamente afectados puede verse desde atrás que sus patas están demasiado juntas y tienen poco desarrollo muscular. Hay animales que caminan encorvados ya que desplazan el peso del cuerpo hacia las patas delanteras. La displasia de cadera es detectable mediante radiografías.
Si bien la Displasia de Cadera puede afectar a cualquier perro, de cualquier tamaño, inclusive a animales mestizos, aparece más comúnmente en razas de perros grandes y gigantes, y es precisamente en estos donde la herencia juega un rol importante.
Es una enfermedad que, de no tratarse, avanza indefectiblemente hacia una artrosis severa, que junto a una afección secundaria de la columna vertebral puede terminar postrando al animal.
Existen dos tipos generales de tratamientos a saber: el médico (analgésicos para calmar el dolor) y el quirúrgico.
El tratamiento quirúrgico, hoy por hoy, es indiscutiblemente la mejor alternativa, ya que tienden a cortar definitivamente el problema, evitando la medicación de por vida y produciendo una mejor calidad de recuperación para el animal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

Entradas populares

Climatización, reformas y montaje de electrodomésticos en Sevilla

Climatización, reformas y montaje de electrodomésticos en Sevilla
Empresa de calidad en Sevilla. Apuesta por profesionales