viernes, 8 de julio de 2011

Hay que corregir al perro dominante

Un perro dominante no conoce su lugar y quiere pasar por encima de los propios humanos habitantes de la casa. Nunca podemos permitir que esto suceda, ya que, dependiendo del tamaño del perro, podemos estar arriesgando desde nuestra vida y la de nuestros seres queridos.
El perro dominante debe ser, sin falta, puesto en su lugar cuando intenta dominar a sus amos, ya sea mediante un gruñido, una dentellada, o simplemente cuando notamos que nos pone en situación de ser sus subordinados: un ejemplo muy común y que no siempre se interpreta es cuando coloca sus patas delanteras sobre nosotros o cuando nos mira desafiante a los ojos. Es necesario que haya una clara comprensión de quién es el líder y quién es el seguidor.
Debemos marcarle límites, reglas y normas para convivir en nuestro hogar. Es importante, que al igual que cuando convivimos con otro ser humano, en nuestra casa haya una cierta disciplina, así nos podremos respetar mutuamente.
Mediante su adiestramiento, el aprendizaje de órdenes básicas, le demostraremos que tiene que obedecernos. Esto, aunque pueda parecer un abuso, nos ayudará a controlar a nuestro animal y a evitar posibles travesuras o malos comportamientos.
En casos en los que no se pueda modificar tal conducta, debemos acudir a un profesional en adiestramiento canino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

Entradas populares

Climatización, reformas y montaje de electrodomésticos en Sevilla

Climatización, reformas y montaje de electrodomésticos en Sevilla
Empresa de calidad en Sevilla. Apuesta por profesionales