lunes, 19 de septiembre de 2011

Cómo evitar que mi perro se ponga nervioso con los ruidos

Los perros, al tener un oído más desarrollado que el del ser humano, sienten los ruidos con mucha mayor intensidad, razón por la cual se asustan y se ponen muy nerviosos.

Es bueno acostumbrar a nuestro perro al ruido. Puedes hacer ruido con algo que suene fuerte y demostrarle cariño inmediatamente después para tranquilizarlo, y así hasta que se acostumbre. Tienes que hacer este tipo de ruidos frecuentemente e ir aumentando el volumen de los mismos hasta que consigas que no se ponga nervioso.
Si el entrenamiento a base de ruidos no funciona, pueden utilizarse calmantes naturales que los ayuden a superar la crisis ( siempre consultando con el veterinario).
Por ejemplo, las gotas a base de Clematis es utilizada en perros que deben permanecer encerrados en el hogar y se ponen ansiosos a causa del mal tiempo, o porque desean que vuelva alguna persona querida a la casa. El Mímulo, es una sustancia muy utilizada en perros que se ponen nerviosos por los ruidos fuertes, cohetes, truenos...El álamo temblón se utiliza con perros que temen a las nuevas situaciones, que son demasiado sumisos y que suelen llevar la cola entre las patas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

Entradas populares

Climatización, reformas y montaje de electrodomésticos en Sevilla

Climatización, reformas y montaje de electrodomésticos en Sevilla
Empresa de calidad en Sevilla. Apuesta por profesionales