lunes, 20 de febrero de 2012

Si un niño es violento con los animales puede llegar a serlo también con las personas

Los niños que conviven con una mascota aprenden a ser responsables, a desarrollar empatía, afecto, y a muchos, esa convivencia les mejora la autoestima.

A veces, desafortunadamente, sobre todo en familias problemáticas, los niños pueden aprender que los animales pueden ser maltratados e incluso que la conducta agresiva es aceptable hacia los seres humanos. Algunos niños se identifican con el agresor que puede maltratarlos a ellos y a las mascotas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

Entradas populares

Climatización, reformas y montaje de electrodomésticos en Sevilla

Climatización, reformas y montaje de electrodomésticos en Sevilla
Empresa de calidad en Sevilla. Apuesta por profesionales